El artículo de hoy será bastante técnico, ya que hablaremos de la herramienta Ncdu, que nos permitirá obtener el espacio ocupado por ficheros y directorios en nuestros sistemas operativos preferidos.

El nombre de la herramienta es un acrónimo del inglés que versa “NCurses Disk Usage”. Se trata de una versión “mejorada” del clásico comando “du”, del que ya os he hablado en mi blog personal.

Antes de nada vamos a ver la forma de instalarlo en nuestra distribución preferida, ya que no suele venir instalado por defecto, aunque sí que está disponible en la mayoría de repositorios.

Para sistemas de paquetería RPM como Red Hat, CentOS o Fedora sería:

yum install ncdu

#En Fedora, sería utilizando ‘dnf’

dnf install ncdu

En sistemas de paquetería DEB como Debian, Ubuntu o LinuxMint sería:

apt install ncdu

Por último y no menos importante, en sistemas como Arch, Antergos o Manjaro

pacman –S ncdu

Una vez instalado ya lo podemos comenzar a utilizar. Para ello solo debemos ubicarnos en la parte del sistema de ficheros que nos interese y escribir:

ncdu

Haciendo esto veremos una pantalla similar a la siguiente:

Muestra del comando ncdu

El comando analizará la ubicación que le indiquemos. Además nos permitirá navegar a través del sistema de ficheros de manera intuitiva y sencilla. Una barra nos indicará el porcentaje de ocupación.

Podemos utilizar diferentes parámetros como, por ejemplo, “i”, que nos mostrará más detalles sobre un objeto en concreto. Para cerrar la ventana sólo debemos volver a escribir la misma letra.

Información ampliada de ncdu

Si tenemos una lista de ficheros y directorios podemos acceder a un directorio simplemente marcando con la tecla hacia la derecha de nuestro teclado.

Si nos interesa llegar a algún directorio estando fuera de la herramienta podemos apuntar directamente a la ubicación, escribiendo, por ejemplo:

ncdu /var/log/

Por defecto el programa refrescará la información diez veces por segundo, eso hace que el programa pueda resultar lento o que consuma más recursos de lo necesario, sobre todo si se trata de analizar ubicaciones remotas.  Para solventarlo podemos utilizar el modo “quiet mod”, esto es, el modo silencioso, que hará que la información del recurso se refresque cada dos segundos.

ncdu -q

Si nos interesa, también podemos volcar la información de una ubicación sobre un fichero, por ejemplo:

ncdu -1xo- /  | gzip > fichero.gz

Espero que el artículo os haya parecido interesante. La herramienta tiene multitud de utilidades y funcionales, os invito a ver su página de man, para conocerlas.


Derechos de la imagen de portada | Flickr

7
Queremos saber tu opinión, deja un comentario

avatar
6 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Du y Df: Nuestro espacio en disco rápido y fácil | Software libre y TecnologiaDu y Df: Nuestro espacio en disco rápido y fácilObteniendo información básica de nuestro sistemaangel30codavid ochobits Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
más nuevo más antiguo más votado
Notificarme de
OdnetninI
Suscriptor
OdnetninI

Bastante útil, hasta ahora yo usaba baobab, pero con está de terminal, baobab acaba de ser desinstalada. Cuanta más terminal mejor.

trackback

[…] Visitar la fuente original […]

angel30co
Lector
angel30co

Gracias por estos pequeños Tips que nos acercan cada día más a GnuLinux

trackback

[…] lo que deseas son datos más pormenorizados del uso del disco, entonces te recomiendo leer este articulo de David Ochobits donde nos habla sobre la aplicación […]

trackback

[…] para tal fin como Filelight, Baobab o NCDU. De esta última aplicación pueden leer un excelente artículo publicado hace poco tiempo. Pero, como es habitual, estas no son las únicas opciones y, […]

trackback

[…] específicas para tal fin como Filelight, Baobab o NCDU. De esta última aplicación pueden leer un excelente artículo publicado hace poco tiempo. Pero, como es habitual, estas no son las únicas opciones y, muchas […]