Los adeptos a la fotografía digital, saben bien del alto e inevitable flujo de datos generados por nuestras queridas cámaras digitales. Grandes archivos en formato RAW quedan a la espera de un delicado procesado con Darktable u otra aplicación similar. Luego de este procesado pasan a ser almacenadas en diferentes soportes, como discos externos, servicios en la nube, etc. ¿He escrito Darktable? si, y en Colaboratorio sobran artículos como este o este.

¿Un NAS puede ser una solución en la gestión de imágenes de un fotógrafo? Más abajo planteo las ventajas para un fotógrafo profesional y amateur, de utilizar un pequeño servidor NAS para tal fin. Aquí una introducción de lo que es y puede hacer un NAS.

La gran cantidad de fotografiás generadas, requiere por su importancia, de copias de seguridad. Y  de un repositorio centralizado para trabajar cómodamente. Paso a explicar:

Algunos trabajos no permiten dejar la información librada a su suerte.

Imaginen tener 3 o 4 discos externos con fotografías en formato RAW e imágenes en alta resolución editadas. Un día se nos ocurre buscar una imagen del año 2015 de un viaje a Perú. Esto podría ser una complicación si no tenemos correctamente identificados los discos, y aún así, es una molestia tener que desempolvarlos, descargar la foto y volver a guardarlos. Mejor pongamos esas fotos en un NAS y dejemos a los discos de respaldo donde están.

Ubicuidad

Esta es una ventaja evidente. Los datos resguardados en un servidor son accesibles desde cualquier sistema operativo (Windows, MacOs, iOs, Android, etc) y tiene un sistema de archivos muy robusto y casi siempre con un sistema de redundancia RAID.

Por otra parte, el hecho de tener los archivos originales RAW centralizados en un servidor, nos facilita la tarea de edición en los casos donde trabajamos desde varios terminales. Por ejemplo el portátil y la pc de escritorio, la oficina, nuestra casa, etc. De esta forma las diferentes PCs toman los archivos de una carpeta de red, y evitamos tener duplicados todos los archivos en los otros equipos.

Así también, si estamos en un viaje, por ejemplo, podremos ir resguardando (¿diariamente?) las fotos que vamos sacando y evitamos pérdidas o roturas de tarjetas de memoria.

No podemos estar en todos lados al mismo tiempo, pero  nuestros datos si.

Seguridad

Si la redundancia de datos en espejo (Raid 1) no nos convence, también existen otras opciones, como el RAID 5 o 6 que aprovechan un poco más el espacio, pero requieren al menos 3 discos.

El servidor puede servir como copia de respaldo, pero no reemplaza a los discos externos guardados en un cajón como los que mencioné antes. Para pautas básicas de seguridad en nuestros datos pueden leer este artículo.

Trabajo colaborativo

Por otra parte, podría darse el caso que varias personas necesiten trabajar sobre un mismo conjunto de imágenes, por ejemplo, dos fotógrafos editando las fotos de una boda. Estas personas  requieren un repositorio común de imágenes y trabajar sobre ellas de manera ordenada.

Multiplataforma

Actualmente existen muchas aplicaciones en dispositivos móviles, con la capacidad de realizar diferentes niveles de retoques y edición en imágenes. De hecho, algunas ofrecen funciones bastante profesionales. Pero, lo que no siempre tiene ese dispositivo móvil, es una capacidad de almacenamiento significativa. Esto puede superarse fácilmente con nuestro NAS, donde todo nuestro catálogo fotográfico podrá estar a disposición para ser revisado y editado.

Muchos fotógrafos utilizan MacOS, en esas hermosas (y costosas) Macbooks. Diseño excepcional claro, pero limitadas en puertos USB. O a veces con disponibilidad de puertos pero sin el famoso adaptador. No hace falta explicar como un “recurso compartido en red” podría sacar a más de uno de un apuro.

A veces es puede ser más sencillo compartir una foto “por la red” que por medios físicos.

Compartir las imágenes

Luego de procesar las imágenes, tal vez queramos compartir nuestras fotos. Para esto hay muchas opciones. Una de ellas es mediante Nextcloud, que nos permite enviar a una persona un enlace de la carpeta o archivo a compartir, y posteriormente decidir si queremos dejar de compartir dichas imágenes.

A veces la mejor opción es simplemente enviarlas por correo electrónico o subirlas a alguna red social.

Las imágenes RAW y JPG de gran tamaño son fáciles de organizar y compartir con un servidor.

Demasiados gigabytes

Los entusiastas de la fotografía sabemos que “la mejor cámara es la que tenemos en el momento que la necesitamos”. Por eso muchas veces nuestro móvil aplasta a la mejor réflex (que está guardada y bajo llave en ese momento).

La mejor cámara es la que tienes en ese momento disponible

¿Y cómo resguardar y organizar los miles de megas que generan los miembros de la familia? ¡Fácil! ¡Con Syncthing y nuestro NAS!

Syncthing .

 

 

 

 

 

 

 

El espacio de almacenamiento disponible dependerá del tamaño del disco del NAS. Inicialmente esto puede representar un costo considerable pero luego de unos meses la inversión inicial se amortiza.

Nota personal: Con dos niñas pequeñas en casa, la cantidad de imágenes y videos en los móviles crece pavorosamente semana a semana; y borrar una  foto podría convertirse en motivo de divorcio. 😋

Velocidad

Que los fotógrafos estén acostumbrados a trabajar con grandes volúmenes de datos no significa que deban esperar frente a sus pantallas que las copias y descargas se realicen.

Actualmente se están popularizando las conexiones de 10 gigabits. Ideales para trabajar con imágenes y vídeos. Y como comento más abajo, esto es algo a tener en cuenta a la hora de pensar como será la red en donde estará conectado el NAS.

Algunos servicios más

Un NAS nos ofrece otras funcionalidades útiles en el mundo de la fotografía que nos pueden sorprender:

El servidor DLNA nos permite enviar imágenes o videos a un smartTV. En este articulo Enrique Bravo nos habla un poco acerca de este protocolo.

¿Tienes imágenes que puedan herir sensibilidades, o que los niños o Google no puedan ver? no hay problema, nuestro NAS nos ofrece cifrado si lo necesitamos.

Un servidor FTP nos puede facilitar la descarga de alguna foto o video que necesitemos de urgencia en algún momento.

Piwigo, es una aplicación para gestión de álbumes de fotos via web, disponible bajo licencia GPL. Recomendable si no te interesa Google Fotos ni te convence la aplicación de fotos de Nextcloud.

Piwigo, muy interesante para la gestión de fotografias via web.

 

¿Te hace falta más seguridad?

Entonces se pueden hacer copias sincronizadas de las carpetas más importantes del NAS en un disco externo. O incluso puede sincronizarse con otro servidor NAS ubicado remotamente. También hay servicios como Amazon S3 que nos permite hacer una “copia” de nuestro NAS, por si acaso algún terremoto, incendio, o amigo de lo ajeno apareciera.

No todo es color de rosas

Encontramos algunas desventajas al utilizar un NAS con respecto al infalible método de “Copiar todo a un disco externo”

  • Un NAS es más complejo de configurar: Se necesita tener una red configurada correctamente, comprender los principios básicos del trabajo en red y es recomendable tener velocidades de interfaz coincidentes en todos los dispositivos y cables. Por ejemplo, si un dispositivo NAS tiene una conexión de red de 1 Gbit, todos los cables, tarjetas de red y conmutadores de la red que deberían coincidir con esa velocidad para sacarle provecho. Lo mismo para sistemas de 10 gigabits.
  • Problemas de rendimiento o velocidad de la red: si bien las interfaces de discos modernas están optimizadas para ofrecer velocidades cercanas a 10 Gbit, las redes modernas recién se acercan a esas cifras. Incluso las computadoras de última generación tienen puertos Ethernet limitados a un rendimiento de 1 Gbit y la muchos de los dispositivos NAS del mercado también están limitados a puertos de 1 Gbit. De todas formas, 1Gbit sigue siendo una velocidad de transferencia más que considerable.
  • Latencia más lenta: dado que todos los datos fluyen a través de la red, puede haber problemas con la latencia, especialmente si la conexión de red ya está en uso intensivo.

Conclusiones

En fin, un servidor NAS es muy recomendable para gestionar el trabajo fotográfico y puede ser útil para:

  • Equipos de trabajo ubicados en diferentes lugares o acceso remoto.
  • Catálogo extenso utilizado por más de un fotógrafo.
  • Compartir las imágenes con terceros sin tener que pagar cuotas ni límites de almacenamiento.
  • Centralizar todas las fotografías de nuestro móvil y las de nuestros familiares de manera sencilla.

Espero que les haya parecido interesante y hasta el siguiente artículo.

Bibliografía:

http://www.studiolightroom.es/202-ventajas-del-uso-nas-fotografia/

https://qloudea.com/blog/fotografia-flujo-de-trabajo-servidor-nas/

https://photographylife.com/storage-for-photography

 

La imagen destacada se distribuye bajo licencia CC0.

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Notificarme de