Los escritorios livianos en GNU/Linux son un nicho dentro de un nicho. Imagino que los que buscan estas soluciones no son usuarios recién llegados a este sistema operativo, sino más bien geeks curtidos en el mundo del software libre, que quieren resucitar un viejo equipo o sacarle el máximo rendimiento a uno un poco más nuevo. O simplemente alguien que busque simpleza y quiera evitar entornos sobrecargados de elementos innecesarios. Con esto último en mente, están los que van mucho más allá y solo instalan un gestor de ventanas y las pocas aplicaciones que utilicen. A todas estas mentes inquietas está dedicado este artículo, que busca ponerles al día de una opción más. Tal vez ni la mejor ni la más liviana, pero una que, seguramente, no les defraudará.

Comenzando…

LXQt utiliza Openbox como gestor de ventanas (window manager), aunque puede utilizarse otro. Por otra parte, un entorno de escritorio (desktop environment) es lo que da la experiencia de usuario del sistema en general y requiere de un gestor de ventanas que funcione por debajo. Abarca a los paneles, los menús del sistema, los lanzadores de aplicaciones, notificaciones y widgets, por nombrar algunas cosas. Puede ofrecer un explorador de archivos, un visor de imágenes… podría tener un editor de texto, un emulador de terminal o incluso una aplicación de correo electrónico, todos hechos con una apariencia congruente entre sí y pensados para funcionar juntos. Gnome, XFCE y KDE son algunos de los más conocidos en este momento, pero hay unos cuantos más.

LXQt es un escritorio basado en las bibliotecas Qt. Es el resultado de una especie de fusión entre LXDE y Razor-qt. Este último es un proyecto que busca desarrollar un entorno de escritorio basado en Qt y con objetivos similares a los de LXQt, es decir, ser un entorno liviano, clásico en la metáfora de escritorio, pero de apariencia moderna. Todo esto suena muy bien pero, como dice un viejo refrán: ningún plan resiste al primer contacto con el enemigo… o si? Bueno, después de probarlo durante un tiempo podemos sacar algunas conclusiones al respecto, como verán más adelante.

Un poco de historia

A menudo se piensa que LXQt es una especie de reescritura de LXDE en Qt, pero no es así. PCMan, el autor original del proyecto LXDE, creó, mientras experimentaba desarrollando aplicaciones con Qt4, una interfaz visual en Qt para PCManFM, el explorador de archivos de LXDE. A esta le siguieron algunas otras aplicaciones y, así, se conformó lo que se dio a llamar LXDE-Qt. Corría el año 2013 y LXDE estaba basado en las, ya viejas, librerías -o bibliotecas- GTK2. Sin embargo, el señor PCMan no se fiaba de las nuevas bibliotecas GTK3 para mantener al escritorio moderno a la vez que ligero. Esto trajo una serie de críticas acerca del posible consumo elevado de recursos y la pérdida de la ligereza que caracterizaba originalmente a LXDE. El tiempo fue aclarando la situación acerca de la performance general del sistema y el resultado fue que el escritorio, ahora basado en Qt, continuaba liviano como una pluma, tal como cuenta su propio autor en este artículo o en este otro, ambos del Blog de LXDE. Al mismo tiempo, ese mismo año, otro grupo de desarrolladores daba impulso a otro escritorio basado en Qt llamado Razor-Qt. Los responsables de ambos proyectos se contactaron y decidieron generar un proyecto común, dado que los objetivos buscados eran similares y usaban las mismas herramientas de desarrollo.

Si bien inicialmente el desarrollo de LXQt se basó en Qt4, en Junio de 2014 se logró la migración completa a Qt5. Esta fusión de proyectos implica, por un lado, una desaceleración en el desarrollo de LXDE, como se puede apreciar en los últimos cambios publicados en la página oficial y que son más bien escasos; y por otro, la migración de aplicaciones y mayor número de correcciones de las aplicaciones de LXQt, como también se puede apreciar en una lista de cambios de su página. De esta manera, ambos escritorios continúan en desarrollo activo, pero solo hasta que LXQt alcance cierta “madurez“. En ese momento se decidirá decir adiós (o no) a LXDE.

Más recientemente, en 2015, muchas bibliotecas desarrolladas individualmente para LXQt fueron reemplazadas por el conjunto de bibliotecas KFramework5. Nuevamente, llovieron las críticas, ya que esto podría implicar que se incluyan todas las bibliotecas y dependencias de KDE y, por ende, gran cantidad de software innecesario. Una vez más, este no ha sido el caso y solo fueron introducidas funcionalidades básicas de ciertas bibliotecas de KDE.

La última versión de LXQt liberada en el momento de confeccionar este artículo es la 0.12 del 21 de octubre de 2017.

Probando LXQt

La intención del artículo no es hacer una revisión de una distribución en particular sino darle un vistazo al entorno de escritorio en general, dejando un poco de lado la personalización de cada distro en particular. Es decir, dar una idea de la experiencia de usuario que podamos tener al usarlo.

Entre las distribuciones que traen por defecto este escritorio o que permitan seleccionarlo para la instalación, encontramos ALT Linux, ExTiX, Arch, Manjaro, ROSA, Debian, Fedora, por nombrar algunos. No entraré en detalles de la instalación, pero sí comentarles que en mi caso elegí  la instalación a través del sistema de instalación de Manjaro Architect, luego probé ExTiX y finalmente Rosa. Todos ellos tienen características propias que pueden sopesar y hacer decantar la elección del usuario por cierta distribución.

Primeras impresiones

Con el nivel de optimización que adquirió Plasma en el último tiempo, es difícil justificar la existencia de escritorios livianos basados en Qt, tales como Budgie o Nomad, siendo que el mismo Plasma se está transformando, de a poco, en un escritorio muy liviano. No obstante, LXQt todavía consume la mitad de memoria RAM, apenas sobrepasando los 200 Mb. Las aplicaciones se abren y cierran casi instantáneamente y sin efectos, como nos tienen acostumbrados Gnome o Plasma. Esto último genera una experiencia distinta a Plasma, y que da la sensación de comportarse de manera muy fluida, con rápida respuesta a las acciones del ratón. Las ventanas decoradas con Openbox tienen, cómo no, un parecido obvio a las de Plasma aunque de aspecto más simple.

qTerminal mostrando alguna información sobre los recursos del sistema.

Es cierto que, al probar este escritorio en mi actual PC, poseedora de un procesador core i7 de sexta generación, 8 Gb de RAM y una gráfica Nvidia, no se le exige demasiado al sistema. Aun así, no encuentro ninguna queja en cuanto al desempeño. Es más, el sistema podría correr perfectamente en una PC con 512 Mb de RAM o con un procesador anterior al año 2010, tal como lo hizo en mi querida Toshiba Satellite, con procesador dual core Intel U4100.

Mediante el Centro de Configuración de LXQt podemos personalizar la apariencia con bastante profundidad. Existen diferentes opciones de estilos de widgets, temas de íconos, o temas de escritorio de LXQt, además de diferentes fuentes y cursores para el ratón. Mediante las opciones que vienen por defecto podemos ir probando un abanico de posibilidades que incluye un aspecto como el de Plasma o, cómo no, al más puro estilo de Gnome.

Configuración de la apariencia de LXQt en Manjaro

A veces el palabreo que rellena este artículo no hace justicia a la realidad y tal vez se sorprendan, como fue mi caso, con algunas capturas de pantalla realizadas por usuarios de este escritorio. Les dejo este link con algunos ejemplos de cómo nos puede maravillar LXQt por su posibilidad de personalización.

Habrán notado el diseño simple, minimalista y no por ello falto de elegancia. El aspecto es “plano” (flat) y no distrae ni quita funcionalidad. En general, hay armonía entre los componentes y no se llega a ver la falta de consistencia entre ellos que caracterizaba a versiones anteriores.

En la esquina inferior izquierda, sobre el panel inferior, encontramos el típico menú con los lanzadores de aplicaciones, preferencias y opciones de apagado. Este panel también tiene el administrador de tareas con aplicaciones abiertas, y la bandeja de sistema. En fin, ninguna sorpresa, todo está donde tiene que estar.

El bonito escritorio de Rosa, con el panel y el típico menú de aplicaciones.

Con las aplicaciones instaladas por defecto podemos hacer casi todo. La adaptación es rápida, aunque a veces tenemos que “desaprender” y volver a aprender ciertas tareas que pueden variar un poco, como la de conectarse a una red Wifi. Aún así, es un escritorio muy intuitivo y con todo lo que necesitamos a un par de clics de ratón.

Las distribuciones probadas

Rosa Linux, de origen ruso, fue la mejor experiencia de las tres distribuciones probadas. Está basada en Mandriva y, si alguna vez instalaron esta distribución o sus derivadas, el inicio de la instalación les resultará conocido. El aspecto del escritorio está muy cuidado y los tonos celestes dominan la vista. Al igual que en las otras distribuciones, el rendimiento de la batería fue excelente. Todo el hardware se soportó perfectamente aunque ninguna de las distribuciones de la prueba logró hacer funcionar las teclas de función (Fn) del teclado. Un gran aporte es la aplicación propia para instalar software gráficamente desde los repositorios. En definitiva, un escritorio precioso y con un funcionamiento que se mostró firme como una roca.

Inicio de sesión en Rosa, coherente con el aspecto general del escritorio

Manjaro es una excelente distribución pero realicé una instalación mínima mediante Manjaro Architect, por lo que sería injusto decir que es una distribución incompleta. Con menos aplicaciones que las necesarias, se hizo obligatorio la instalación de casi todo. En cuanto al aspecto no llega ni cerca al nivel del cuidado de Rosa, pero no fue tan complicado mejorarlo con el Centro de Configuración de LXQt . Y qué puedo agregar de las herramientas de Manjaro que no se haya dicho antes, como la aplicación de reconocimiento de hardware, la de instalación de kernels o el gestor de configuración. Es la distribución de elección junto con Arch para los amantes de Pacman.

Siempre es necesario algún retoque estético en Manjaro

Por último, ExTiX es una distribución sueca basada en Ubuntu. Llamativamente, utiliza un kernel modificado por sus desarrolladores llamado Exton. Su paleta de colores recuerda a la de Ubuntu. Deja de lado las aplicaciones livianas que suelen poblar este escritorio e instala por defecto las más conocidas, como Libreoffice, Thunderbird, Gparted, SMPlayer, y otras que solemos encontrar en Ubuntu. Además encontramos más de una aplicación con la misma función, como diferentes emuladores de terminal o navegadores web, lo cual veo innecesario.

Menú de inicio de ExTiX, repleto de aplicaciones con funciones similares y colores de Ubuntu.

Las Aplicaciones

LXQt tiene un conjunto de aplicaciones propias cuya característica en común es la ligereza. Entre ellas encontramos PCManFM, que es el explorador de archivos; Qterminal, un emulador de terminal; Lximage-Qt, el visor de imágenes y el centro de configuración del escritorio, con numerosas opciones.

 

PCManFM
qTerminal

Además podemos encontrar otras aplicaciones muy livianas y pulidas pero que no son propias del proyecto. Tal es el caso de Juffed, un editor de texto, Qpdfview, un visor de archivos PDF, o los ya conocidos qBittorrent y Trojitá. Por supuesto que podemos instalar cualquier aplicación que se nos ocurra. Pero, si elegimos este escritorio, es porque buscamos simpleza y rapidez. A tal efecto, Fedora nos recomienda varias aplicaciones para instalar en LXQt dignas de estos ideales. También pueden consultar esta lista de aplicaciones Qt de Manjaro, que seguro que le sentarán muy bien a nuestro entorno nuevo.

Juffed y el visor de imágenes.

Tal vez, si estamos habituados a trabajar de una determinada manera con cierta aplicación, lo mejor sería instalarla. El sistema demanda un pequeño esfuerzo de adaptación a las nuevas aplicaciones por defecto, al menos en el caso de ROSA, y de esta forma no nos quedaremos bloqueados nunca. ExTiX trae por defecto aplicaciones muy variadas y conocidas y Manjaro aporta muy pocas.

Abundancia de aplicaciones de ExTiX

Configuración

LXQt proporciona aplicaciones con interfaz gráfica para cambiar su configuración. Los archivos de configuración están alojados en  ~/.config/lxqt y este directorio se crea automáticamente durante la instalación.

Configuración del gestor de ventanas

Openbox es el gestor de ventanas predeterminado para LXQt pero se puede cambiar. Es posible especificar uno diferente para usar con LXQt a través de la Configuración de Sesión (LXQt Session Settings).

También puede hacerse editando el archivo ~/.config/lxqt/session.conf. Si así lo desean, basta con cambiar la siguiente línea:

window_manager = openbox

a un gestor de ventanas de tu elección:

window_manager = el_window_manager_que_prefieras

Aplicaciones al inicio

LXQt es un entorno muy limpio al inicio de sesión. Aún así, si quieres que una aplicación se inicie en ese momento, basta con hacer clic en el menú principal desde LXQt>Preferencias>Configuraciones LXQt>Configuraciones de sesión.

Inicio automático de aplicaciones

Desde esta ventana, haga clic en “AutoStart” en el lado izquierdo. Aquí puede agregar una nueva aplicación al autoarranque global (lanzado en todas las sesiones) o autoarranque para un usuario en particular. Para cada elemento que agregue, lxqt-config-session creará un archivo .desktop en ~/.config/autostart.

Otros apartados acerca de la configuración pueden modificarse fácilmente desde el Centro de Configuración de LXQt. Y, además, Manjaro nos ofrece el Gestor de Configuración de Manjaro, con algunas opciones de configuración duplicadas.

Conclusiones

Como comentaba al principio, LXQt es una buena idea para equipos antiguos por su escaso consumo de recursos, pero también es una buena elección para los más modernos, para los amantes del minimalismo.

El tiempo que lo probé se comportó muy estable y ligero.

Si bien funciona como el típico escritorio con paneles y menú de aplicaciones, considero que no es ideal para usuarios con escasos conocimientos.

De las distribuciones testeadas, Rosa se lleva el primer puesto en aspecto y personalización y es la que puedo sugerir como ideal, a menos que no te guste la paqueteria RPM y prefieras manejarte mediante Pacman o Apt.

Bibliografía

blog.lxde.org

lxqt.org – Releases

github.com – Lxqt History

blog.lxde.org – Lxde-qt is not bloated

blog.lxde.org – Some numbers about lxqt for those who are curious

github.com – KF5 usage in LXQt

La mirada del replicante – Llega extix 17.2 con escritorio lxqt

La mirada del replicante – Extix entorno lxqt sobre base ubuntu

ocsmag.com – Lxqt usability review we got a long way to go

linux insider – Rosa LXQt edition

fedoraproject.org – Suggested applications

deviantart – lxqt

Manjaro – List of Qt applications


La portada es un rediseño sobre una imagen de Wokandapix, en Pixabay, licenciada bajo CC0 Creative Commons sin reconocimiento (aunque en Colaboratorio preferimos ponerlo, gracias Wok).

A la imagen se le añadió el logo LxQt y luego fue sometida a un filtro G’Mic con Gimp (Grupo de Usuarios de Gimp en Español | Gimp Org. sitio oficial, en inglés).

Las demás imágenes son capturas de escritorio tomadas por el autor del artículo. Son liberadas, como todo Colaboratorio, bajo licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.

6
Queremos saber tu opinión, deja un comentario

avatar
3 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
Aldo BelusJavierinsituMarceloPedroLXQt | Software libre y Tecnologia Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
más nuevo más antiguo más votado
Notificarme de
trackback

[…] entrada LXQt se publicó primero en […]

Pedro
Lector
Pedro

Hola , interesado en LXQT, me pregunto ¿Que opinion tienes de Lubuntu next? Gracias por los tutoriales de Darktable , muy buenos ,seria interesante poderlos bajar en Pdf. Saludos

Aldo Belus
Administrador

Sí, Pedro, por si no te has dado cuenta, en Colaboratorio escriben varias personas. Una de ellas es, por supuesto, Javier, y otra, Jenof0nte. El que hizo los tutos sobre Darktable fue este último y está, en estos días que no le vemos por aquí, preparando toda la serie de fotografía, que incluye lo de Darktable, en PDF y, creo, que incluso en papel, si logra financiación. Pero de eso hay que hablar mucho aún. Lo del PDF creo que puede suceder este verano, no queda nada ya 😉

Marcelo
Lector
Marcelo

“… es como si una persona tuviese varios ADN, uno de ellos es la pluma.” dijo el Gran Julio Cortázar.
Inconfundible la pluma de Javierinsitu.
Excelente artículo Doc.
Saludos.