Principiante

Principiante

Nivel apropiado para aquellas personas que todavía ni siquiera han comenzado a usar redes, software o hardware libres. Siguiendo este nivel aprenderán desde Historia de Internet y de Informática hasta cómo instalar un sistema GNU en su ordenador.

Principiante

Principiante
Nivel apropiado para aquellas personas que todavía ni siquiera han comenzado a usar redes, software o hardware libres. Siguiendo este nivel aprenderán desde Historia de Internet y de Informática hasta cómo instalar un sistema GNU en su ordenador.

¿Que aplicaciones utilizo?

En el momento de escribir este artículo se cumplieron diez años desde que comencé a utilizar GNU/Linux de forma continuada. Antes lo utilicé de forma esporádica en diferentes ocasiones pero, o bien le faltaba madurez al sistema en su versión de entorno de escritorio, o bien no caló tanto como para quedarse definitivamente en mi escritorio, quizá por mi falta de madurez.

Hace diez años comencé con Ubuntu como distribución y, actualmente, esta distribución cohabita con Linux Mint. De hecho, las utilizo indistintamente, pues ambas están instaladas en mi equipo en diferentes particiones. En cuanto al entorno de escritorio, uso GNOMECinnamon, dependiendo de qué distribución esté utilizando.

Pero, ¿qué aplicaciones utilizo?

FLAC: Los archivos de salida (II)

Y con la tontería, hemos llegado casi al final. El último punto que me queda por revisar en la versión «online» de FLAC es el relativo a los archivos de salida destinados a la impresión en papel fotográfico. Va a ser este un episodio con luces y sombras, pues en esta ocasión vamos a tener que mirar de frente a algunas de las limitaciones de nuestros sistemas GNU-Linux, relacionadas con la gestión de nuestras impresoras. Así que en este artículo, además de culminar con la última pieza nuestro puzle del flujo de trabajo fotográfico, voy a añadir algunas reflexiones de índole práctico que quizá sirvan para ahorrarse algunas frustraciones.

FLAC: La toma fotográfica (VII)

Tras el largo segmento dedicado al arte de la composición (lo echaré de menos porque ha sido un placer escribirlo, pero solo en parte, porque la tarea ha sido ardua, os lo aseguro) cambiamos de tercio radicalmente. Si en los capítulos anteriores me tenía que remontar al mismísimo Euclides o a matemáticos medievales, a partir de este momento nos pasamos a las últimas tecnologías. Vamos a agarrar nuestra querida máquina de retratar y a configurarla correctamente.

FLAC: El revelado digital (VII)

Las diferentes combinaciones posibles para fusionar máscaras: Arriba a la izquierda: unión. Arriba a la derecha: intersección. Abajo a la izquierda: diferencia. Abajo a la derecha: exclusión.

Este es el capítulo que va a cerrar el generoso repaso que le hemos dado a la interfaz de los plugins de Darktable. Y probablemente este sea uno de los más relevantes, pues la herramienta de selección manual es uno de los elementos que dotan de más carácter a este programa. No es una herramienta sencilla, pero ya estamos acostumbrados a las pecualiaridades del programa, ¿verdad?

Fedora 25: Wayland y más

El destino ha querido que la primera distro que analice aquí en Colaboratorio no sea otra que Fedora 25, la distro con la que inicié mi andadura en terreno linuxero y la que considero a día de hoy como mi favorita.

Además, la versión analizada en esta ocasión, la 25, no se trata de una simple versión más de la distro comunitaria de Red Hat, pues se trata de nada menos que la primera de las “grandes” en utilizar el servidor gráfico Wayland por defecto, por lo que tengo que admitir que esperaba con bastante entusiasmo este lanzamiento.

Ubuntu GNOME 16.10: una opción interesante

Me ha costado bastante decidirme por un título adecuado para el presente artículo. Por regla general suelo encontrar uno o dos con cierta rapidez que resumen del modo deseado la experiencia de uso de la distribución GNU/Linux revisada en cada ocasión, algo que no ha sucedido con este sabor de Ubuntu. Y no ha sucedido porque la versión con GNOME del sistema de Canonical me deja un sabor agridulce, con importantes errores pero también grandes aciertos, de tal guisa que no estoy muy seguro de con qué aspecto quedarme. Va a ser cuestión de intentar explicarme en las líneas siguientes.

Recomendamos...

El síndrome del señorito

Una de las primeras malas praxis que tienen algunos jefes voy a catalogarla como El síndrome del señorito. Esto suele aparecer más en pequeñas...

Nos movemos a Clouding.io