Con este artículo empezaré una serie dedicada a la producción musical usando software libre. Con el software libre que está a nuestro alcance podemos afrontar con garantías tareas tales como grabación, mezcla, masterización o interpretación en directo. Debo señalar que yo estoy familiarizado casi exclusivamente con la producción de música hip hop usando técnicas de sampleo y midi, aunque la forma de trabajar creo que puede ser exportable al resto de géneros. Con un poco de suerte quizás alguna compañera pueda completar los aspectos tratados o aportar más información en otros campos.

Entrando ya en materia, veamos qué necesitas en cuanto a hardware y software para adentrarte en el fabuloso mundo de la producción musical. Tranquilos, más adelante iremos ampliando y desgranando cada uno de estos temas de manera que disipemos la mayor cantidad de dudas que os puedan ir apareciendo. Mi intención es que esta serie sea un trabajo de largo recorrido, ya que la materia da para mucho.

El hardware básico

A nivel de hardware podrías empezar a hacer alguna cosa sólo con un ordenador, aunque tendrías muchas limitaciones y probablemente los resultados no serán todo lo buenos que esperarías.

Si quieres ir un pasito más allá y afrontar tareas como la grabación de voces, instrumentos analógicos, guitarras eléctricas o midi necesitarás una interfaz de audio. Estos aparatitos amplían las posibilidades de nuestro PC proporcionándonos puntos donde conectar una gran variedad de periféricos (de entrada y salida), y ampliando la capacidad de procesado de información, hablando ya estrictamente “de unos y ceros”. Con esto ya podrías grabar y editar mínimamente las composiciones de tu banda de garaje o tu cuarteto de cuerda, aunque estarás muy limitado a la hora de apreciar con suficiente calidad los resultados de las grabaciones.

Lo que nos lleva al siguiente escalón: conseguir unos monitores (altavoces). Los monitores de respuesta plana para producción musical se diferencian de otros altavoces en que nos hacen llegar el sonido de la manera más parecida a lo que  se encuentra dentro de la máquina. Se clasifican según la distancia a la que dan sus mejores prestaciones con respecto al oyente: de campo cercano, medio o lejano. Para la tarea que nos ocupa quizás lo más adecuado sean unos monitores de campo cercano. Bien, ya tienes un pequeño home studio de grabación.

Si además de trabajar con el audio que te proporcionan otras personas, ya sea sampleando o grabando, quieres ser tú mismo el que cree su propia música deberás pensar en hacerte con instrumentos. Por suerte no necesitas tener en tu habitación una batería, varias guitarras, un piano, sintetizadores, un violín… todo eso y mucho más cabe dentro de tu computadora. Las notas que dan los instrumentos virtuales van marcadas dentro de las pistas de tu software como fichitas de colores de una manera muy similar a las partituras perforadas que usan las pianolas de las películas del oeste.

Pianola Chase&Baker
Pianola Chase&Baker

Hay muchos periféricos que nos permiten ir colocando estas fichitas: desde la manera más precaria usando el ratón o las teclas de tu ordenador a algo más avanzado usando controladores específicos como teclados midi o pads disparadores.

Una vista general del software

Los programas sobre los que se asienta la producción musical se conocen como DAWs (Digital Audio Workstation). En esta categoría nos encontramos paquetes como Audacity, LMMS, Muse, Rosegarden, Qtractor… con funcionalidades muy variadas según lo que vayamos buscando. Aunque yo utilizo Ardour. A este programa le dedicaré en posteriores entregas la atención que merece.

Antes hemos hablado de los instrumentos virtuales, que al igual que los instrumentos tradicionales hay muchos y de muchos tipos. Pueden estar basados en librerías de muestras grabadas de instrumentos “analógicos” o en sonidos generados digitalmente. Reciben el nombre de samplers y sintetizadores respectivamente.

Un tercer apartado lo compondrían los efectos, que nos ayudarán con tareas como la ecualización, compresión, limitación, filtros, distorsiones, reverberaciones… Tanto efectos como instrumentos virtuales se cargan en las pistas de nuestro DAW, aunque muchos pueden ser usados también de forma autónoma.

Ardour con varios plugins
Ardour con varios plugins

A mayores estaría el software más técnico como Jack (servidor de sonido nos ayuda a gestionar las conexiones entre los puertos de los diferentes controladores midi, instrumentos virtuales/efectos y nuestro DAW), ALSA (módulo del núcleo Linux que trabaja directamente con nuestro hardware de audio) o los kernels especializados para producción musical o directo (de baja latencia y tiempo real). También intentaré dedicar un apartado a la configuración inicial de nuestro equipo para poder empezar a trabajar con un sonido de alta calidad.

Yo no he encontrado recientemente los problemas de configuración con Jack y ALSA que se relatan en muchos foros. De todas formas si no estás familiarizado con la configuración de tu sistema GNU/Linux o no te apetece lidiar con esto, puedes optar por alguna de las distribuciones que ya te dan todo lo que necesitarás perfectamente empaquetado y configurado: hablamos de distros orientadas al trabajo multimedia como AVLinux, KXStudio, Ubuntu Studio, Musix, Dynebolic o Fedora Jam. Las dos primeras son las que parecen tener un desarrollo más activo. Musix y Dynebolic están avaladas por la Free Software Foundation como distribuciones libres de mancha.

Notas finales

Creo que con esto ya tenemos una visión general sobre el asunto que nos ocupa. Si estás interesado en profundizar más, puedes visitar el portal especializado Libre Music Production, que dicho sea de paso, será una fuente de información importante en esta serie de artículos. Los foros de las distros especializadas también pueden ser muy interesantes. Lamentablemente casi toda la documentación disponible está en inglés, esa es una de las razones por la que me he lanzado a redactar esta serie.

Espero que os sea de utilidad a aquellos que queréis empezar en este mundillo. Tomad asiento, nos leemos en entradas posteriores. Happy playing!.

La fotografía de cabecera es cortesía de Abigail Keenan (Dominio público). La imagen de la pianola es cortesía de Daderot (Dominio público). La captura de pantalla con Ardour es anónima (Dominio público).

avatar
9 Comment threads
7 Thread replies
2 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
xphnxAntonioJosé GDFMarceloLa música: ritmo, melodía y armonía. Fundamentos. Recent comment authors

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
más nuevo más antiguo más votado
Notificarme de
trackback

[…] Visitar la fuente original […]

Custkanos
Lector
Custkanos

Gracias. Buen aporte. Esperaré los siguientes.

char4n
Lector
char4n

excelenteeee!!!! metánle para adelante con todos estos materiales fundamentales que están comenzando! Me quedo atento a novedades. Muchas gracias por el laburo

david ochobits
Administrador

Hola,

Muy interesante y completo el artículo. Los programas de edición de sonido son un misterior para mi, quitando quizás Audacity, así que será un placer seguir la serie de artículos.

Saludos!!

Marcelo
Lector
Marcelo

Ya se sabe que para gustos colores, pero que dos temas a toda máquina que incluyó Colaboratorio en el arranque ! “Programación y Producción Musical …”

En el transcurso de la década pasada este tema inundó las publicaciones linuxeras de varios aficionados, luego quedaron relegados tanto Blog’s como Distribuciones.

Que bien usadas las analogías. Excelente entrada, felicitaciones !. Seguimos en contacto.

José GDF
Lector

Por fin alguien que habla mi “idioma”: producción musical con software libre. En mi caso ya llevo bastante batalla a mis espaldas, pero seguro aprendo cosas que no sabía o que se me pasan por alto. Para que me vayas conociendo, pues me vas a tener por aquí cada entrada, me he montado mi home studio sobre un portátil (antes lo hacía con un PC de torre pero mi nuevo portátil es bastante más potente y me permite conectar un segundo monitor, de los de ver imagen, aclaro) con Linux Mint 18, repositorios de KXStudio cargados y casi toda la artillería ligera y pesada de esta gente, como Cadence, Carla, Claudia, etc. Kernel de baja latencia, aunque en mi experiencia personal tampoco lo encuentro del todo imprescindible. Y mis herramientas habituales son Rosegarden para grabar MIDI, Ardour para mezcla y mastering, un puñado de plugins LV2, Hydrogen para mis baterías… Leer más »

Marcelo
Lector
Marcelo

¡ Hola José !

Nos volvemos a juntar -como siempre- a través del tema que nos apasiona. Gustazo volver a saludarlo Estimado.

José GDF
Lector

Hacía tiempo que no sabía de ti, Marcelo. ¿Aún sigues componiendo?

trackback

[…] temas de introducción y más teóricos. En un primer artículo hemos visto qué elementos de hardware y software vamos a necesitar para montar nuestro pequeño home studio y en una segunda entrada hemos […]

Antonio
Lector
Antonio

Enhorabuena por la iniciativa, por mi parte seguiré atento a nuevos artículos.
Veo que recomiendas las que casi todo el mundo acaba por recomendar y me gustaría conocer tu opinión al respecto de emplear OpenSuse Leap 42.2 con KDE. Gracias. Un saludo.