Internet

Internet

En esta categoría incluimos toda suerte de cosas relativas a Internet, desde conocimientos propios de un o una SysAdmin a las redes sociales. Sobre redes sociales hay mucho que explicar. Están de moda y son un asunto delicado. Hemos de usarlas con cuidado para que ellas nos sirvan a las personas y no al revés...

Internet

Internet
En esta categoría incluimos toda suerte de cosas relativas a Internet, desde conocimientos propios de un o una SysAdmin a las redes sociales. Sobre redes sociales hay mucho que explicar. Están de moda y son un asunto delicado. Hemos de usarlas con cuidado para que ellas nos sirvan a las personas y no al revés...

Cómo montar un NAS: El Software

FreeNAS, OpenMediaVault, Rockstor y otras opciones para tu servidor.

El software y hardware, esa sociedad que hace una gran fuerza cuando se combinan equilibradamente. ¿Pero qué está primero en importancia? ¿el software o el hardware? Como siempre, la respuesta es incierta, y lo único seguro es que el resultado será mejor cuanto mejor se lleven las dos partes. Indudablemente será el software quien brinde los servicios a nuestro servidor. Tal vez muchos ya tendrán seleccionado el sistema operativo a utilizar en su futuro NAS. Otros, posiblemente, ya tengan el hardware y quieran sacarle el máximo provecho con el sistema más adecuado. Algunos, simplemente, se comprarán un sistema completo y perfectamente equilibrado de alguna marca especializada, los cuales ya fueron pensados para la perfecta convivencia entre software y hardware.

De hecho, los sistemas operativos que traen marcas como Qnap o Synology son muy intuitivos y fáciles de utilizar. Permiten que el usuario rápidamente se centre en sus actividades y no pierda tiempo configurando dicho hardware y los servicios que implementará. De hecho, existe el proyecto Xpenology, que no es más que el sistema DSM de Synology que fue «engañado» para que permita instalarse en casi cualquier hardware. Por ahora Synology tolera este «hack», aunque las actualizaciones del sistema no se pueden realizar. Además, dados ciertos aspectos legales discutibles de esta práctica y la importancia de la información que vamos a resguardar, recomiendo otras soluciones, de las que hablaré a continuación y en próximos artículos. O si no, ir directamente a comprar un NAS «de marca», dado que el software es un valor agregado que no debe subestimarse.

Como montar un NAS: El Hardware

No quisiera entrar en interminables discusiones acerca de cuál es el hardware óptimo para un servidor hogareño. Espero me disculpen si mi hardware de elección no es un HP microserver con procesador Xeon, o si está muy lejos de un Ryzen 7 2700 con «undervolting» o «underclocking». Tampoco es un PC antiguo en desuso como el que muchas personas pueden tener en algún rincón oscuro de la casa. Y cuidado, no se me malentienda, que ambas opciones son buenas, la primera con gran poder de procesamiento y buen consumo energético; la segunda para ir conociendo y entrando un poco en el tema de los servidores. Por supuesto, he  experimentando un tiempo con las eternas Raspberry pi 2 y 3. Cumplen con su función pero no son lo rápidas que uno quisiera y además, uno se va a dormir con cierta intranquilidad, al dejar la pequeña mini-pc encendida toda la noche descargando ISOs o moviendo grandes archivos de un sitio a otro. Un aspecto un poco más objetivo, es el hecho de que su bus ethernet no llega a ser gigabit, por lo que muchos descartan estas placas solo por este motivo. Eso sí, como laboratorio de pruebas es excelente, pero no le pidan mucho más. Lo mismo se puede decir de la vieja PC que utilicé un tiempo para entender cómo funcionan algunos de los sistemas operativos más conocidos en el mundo de los NAS y servidores.

Todo controlado con netdata en GNU/Linux

Aspecto de Netdata

Una de las cosas que más me gusta del software libre es la gran comunidad que hay detrás, siempre con ganas de ayudar y colaborar. Muestra de ello es el artículo de hoy. Hablaremos de Netdata, un producto que conocí a raíz de los comentarios de varios usuarios en el artículo que publiqué la semana pasada.

Iridium Web Browser, llegó la libertad a Chromium

Hace años usaba Chrome, aunque siempre he sido de utilizar varios programas de cada cosa, navegadores incluidos, para aprender más deprisa cómo funciona todo. Más tarde, cuando mis preferencias se inclinaron hacia el Software Libre, comencé a usar Chromium. No sabía todavía mucho sobre licencias. Recién llegado al uso de Internet, donde abundan las noticias poco o nada contrastadas, leías en cualquier sitio que era un proyecto libre o abierto y lo creías y, además, tampoco era capaz de saber qué quería decir aquello… aún.

Cuando más adelante, sabiendo qué era qué, me enteré de que Chromium no era libre sino de Código Abierto yo, que soy muy, pero muy, de Software Libre, lo abandoné. Con pena, debo decir. Me gustaba, era rápido y bonito. Pero los principios son los principios y yo, si no te gustan, no tengo otros. Vengo a ser una persona cabal, no como los que nos gobiernan desde hace tiempo (y no son Mujica)…

Queremos Software Libre, con letras mayúsculas

Sabéis que en Colaboratorio tendemos al software libre, es parte de nuestra forma de ser, y que traeros nuevas iniciativas nos resulta muy satisfactorio; ya lo hemos hecho antes y seguiremos haciéndolo. Hoy trataremos, entre otras cosas, de la falta de penetración que tiene en muchas administraciones el uso de software libre. En Sudamérica parece que el tema está integrándose mejor que aquí, en la decadente Europa… Sabemos que Cuba, Venezuela, Uruguay, Ecuador, Brasil y Bolivia ya usan software libre en sus administraciones y que Perú, Méjico, Argentina y Chile están siguiendo sus pasos, aunque todavía les falta profundizar más en esa tendencia.

Registro y control de acceso con CodeIgniter

En el artículo anterior de esta serie sobre desarrollo de aplicaciones web con CodeIgniter, vimos todos los procedimientos necesarios para trabajar con nuestra base de datos. Con ello, podíamos crear, leer, modificar y borrar cualquier editorial de nuestra biblioteca.

Sin embargo, nos dimos cuenta que podíamos acceder a cualquier punto de nuestro gestor de biblioteca, sin ningún tipo de control. Es necesario, para este tipo de aplicaciones controlar, mediante usuario y contraseña, quien accede a la misma. Esto también nos permitirá, poder controlar no solo quien accede a la aplicación, sino también a que partes de la aplicación. Es decir, en función del rol del usuario, podrá acceder a una parte, a otra, o a todas.

En este artículo veremos como podemos resolver el problema del control de acceso de forma sencilla, y fácilmente integrable con nuestra aplicación.

Recomendamos...

FLAC: La toma fotográfica (VI)

Esta creo que va a ser, definitivamente, la última entrada dedicada al asunto de la composición. Ha sido un largo camino hasta aquí, pero...

Off-Topic semanal

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad